Espacios para mi

Árbol mundi

El otro día en la cueva

soñé que me perdía

en una ciudad con ruedas,

con chozas de plomo y cáñamo,

y cúpulas de madera.

Corazones de amapola

montaban en bicicleta.

Las casas tenían latidos

en sus carcasas de piedra.

Jaimas blancas de cal

eran almenas de cepas.

Nómadas a la deriva

habitaban esta tierra.

Nidos desnudos de plumas,

hierro, corcho, caña y cuerdas

(en este espacio de ensueño)

trenzaban techos de estrellas.

Se perdían en el cielo

muchas, muchas escaleras…

… y la ciudad se llamaba:

“Carmen-City Baena”

                      Pepe Yagües

Mirador II y Mirador II

Un lugar en el mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: